Vivir poéticamente

Este poema lo presenté el pasado mes de septiembre en la escuela de El Caminante  dentro de LAS HUELLAS DE MI VIDA,  el trabajo final de la formación como Arteterapeuta Gestal. VIVIR POÉTICAMENTE se ha convertido en dos palabras muy importantes para mi en esta etapa, además de dar da título a este poema también es el nombre de esta web y su proyecto, y lo que es más importante, es todo un reto para vivir la vida de una forma más bella y consciente. En esa estamos. Este poema intenta ponerle palabras.

VIVIR POÉTICAMENTE

Al final sólo se trataba de vivir

vivir poéticamente

esa es la verdad sencilla y rotunda

a la que he llegado

después de cuatro años

de larga caminata

una verdad que estaba en mí

desde el principio

pero que no tenía ojos para verla

¡Abre los ojos a la vida, caminante

siente la poesía que está detrás

siente sus metáforas, su ritmo!

Vivir poéticamente

porque no hay ninguna meta

no hay ningún paraíso

no hay ninguna línea de llegada

no me van a dar ninguna medalla

el único premio se llama viaje

y ya está en este aquí y este ahora

metido en cada instante eterno.

¡Camina lento caminante,

no tengas prisa, disfruta

el final de la vida se llama muerte!

Vivir poéticamente

es vivir despierto, es vivir consciente

sintiendo toda la existencia

sintiendo el paisaje y el alma

en cada paso,

sintiendo el pálpito de la vida

y el zarpazo de la muerte

es sentarme con la tarde naranja

en ese puente que une las dos orillas

la del universo radiante

y la de mi universo interior

y quedarme a ver pasar el agua

por su ojo de piedra

con su húmeda carga

de soniquetes y silencios,

de sombras y brillos…

¡Estate  atento y despierto, caminante,

no pierdas detalle

no dejes que se escape la belleza!

Vivir poéticamente

Es afilar mis cinco sentidos

es comprender que cada día

es un milagro cotidiano

que empieza su espectáculo

cuando el alba descorre su telón

cada mañana en mi cielo

y me pinta un lienzo nuevo

es sentir que en cada segundo

llegan a mis ojos poetas

luces y colores diferentes

que cada bocanada que respiro

es un arroyo de vida

que entra en mis pulmones

que cada bocado de alimento que como

deleita mis papilas gustativas

que cada brisa de aire

es una caricia para mi piel

que cada sonido y cada silencio

forman parte de la gran sinfonía.

 

¡Siéntete parte del todo, caminante

eres polvo de estrellas

una chispa de la hoguera infinita!

 

Vivir poéticamente

es llevar poco peso en mi mochila

ligero de equipaje que dijo aquel poeta

es cargar sólo con lo esencial

tan sólo mi rosa de amor y mi lira

y un puñado de alas y raíces

porque vivir poéticamente

es mucho más que sólo vivir

escribiendo poesías

es vivir escribiéndome

como un  poema orgánico

hecho de carne y sangre

hecho de vísceras y sueños.

 

¡Escribe el poema de tu vida, caminante

porque este poema es

tu más importante obra de arte!  

 

Así que sólo se trata de vivir,

abierto en canal, intensamente

como un feliz equilibrista

sobre esa raya inestable

que llamamos horizonte

y que divide la tierra del azul

 

¡Vive poéticamente, caminante

vive como un pájaro enraizado

vive como un árbol aleteante,

así en la tierra como en el cielo!

 

 

 

Deja un comentario