Tres días en Tapachula de poesía, arteterapia y solidaridad

Os voy a contar aunque sea a vuelapluma la intensa actividad de los primeros días de nuestro viaje a Centroamérica. Después de pasar la primera noche en Ciudad de Guatemala, nos pusimos rumbo hacia el norte siguiendo esa ruta que hacen tantos emigrantes y refugiados, a la ciudad chiapaneca de Tapachula, que es la puerta principal a Mexico y la antesala al «paraiso estadounidense». Destacaría de ese periplo de ocho horas en autobús la exuberancia de su naturaleza selvática y la fuerte militarización de esta frontera.

Allí en Tapachula nos esperaba el que está siendo nuestro amigo y magnífico anfitrión en México, el doctor Enrique Coraza de los Santos, profesor uruguayo, afincado desde hace más de diez años en esta localidad, precisamente un gran experto en los éxodos humanos que trabaja a pie de tajo en una de las fronteras más calientes del planeta. Enrique es miembro del  Grupo de Estudios de Migración y Procesos Transfronterizos en ECOSUR  (Colegio de la frontera sur), y no se me ocurre otra persona mejor para ponernos en contacto con la realidad social y cultural de Tapachula.

Si el día lunes 2 fue de llegar y ubicarnos, el martes 3 y miércoles 4 empezamos nuestro periplo de actividades con cuatro experiencias hermosas y humanas a la par que diversas:

  • Un seminario para trabajadores de ECOSUR,
  • La visita y Taller de Haikus con niñ@s mexicanos e inmigrates de la Escuelita Los amigos, proyecto de Iniciativas para el Desarrollo Humano
  • Presentación de los libros de Paco Doblas en la Estación Cultural de Tapachula, un proyecto autogestionado que ha recuperado para la ciudadanía la antigua Estación de Ferrocarriles. Como anécdota decir que hubo un apagón y tuvimos que hacerla a la luz de las velas y con la visita de las luciérnagas. Desde luego una presentación muy, pero que muy especial.
  • Curso Contar y Cantar en ECOSUR. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario